«La cara es el espejo del alma»

Desde hace muchísimo tiempo, sabemos que el bienestar interior de una persona, se refleja en su estado físico, en su exterior.

«Estar en paz» no es otra cosa que sentirse bien con uno mismo.

Llevamos muchos años dedicados a la medicina tradicional y sabemos perfectamente que muchas personas consultan por síntomas, que no tienen un origen orgánico, es decir, físico.

Su estado emocional, le hace padecer dolencias que las siente como reales. A veces es consciente de los motivos y otras, no tiene ni la menor idea.

Enfrentarse a uno mismo, es una de las acciones más difíciles a las que nos podemos someter.

Quitarnos la máscara y  tener controlada nuestra «sombra», son acciones  fundamentales para poder entender nuestro sentido de la vida.

En la medicina estética, podemos ver a muchos clientes, mayoritariamente féminas, que consultan en edades comprendidas entre los 45 y 60 años, requiriendo un cambio en su rostro. Suelen ser personas que jamás se han dedicado tiempo a ellas mismas, siempre al servicio de los hijos, padres o maridos. Yo las denomino «la mujer invisible«.

Solicitan un cambio en su imagen, creyendo que les va a ayudar a sentirse mejor por dentro.

El concepto de salud es mucho más global. Envejecer de forma saludable, implica una serie de costumbres, difíciles de implementar, pero que producen unos resultados sorprendentes.

Una dedicación interior diaria, una dieta saludable, un ejercicio físico coherente…

Vivir el momento plenamente. Desconectarse de ese mundo virtual que nos «imponen».

Buscar la belleza en las cosas más sencillas: la naturaleza, el mar, una puesta del sol, una conversación con escucha activa.

Comenzar a perdonarnos, empezar a no juzgarnos a nosotros mismos ni juzgar a los demás.

Dejar de creernos que somos los salvadores de los demás y del propio planeta.

En muchas ocasiones, habréis oído la siguiente expresión: «Me gustaría poder rejuvenecer unos años, pero sin perder lo que yo sé ahora».

La experiencia es muy valiosa. Los errores que hemos cometido en la vida, son los pilares de nuestro aprendizaje.

¡Por supuesto que no queremos renunciar a ello!.

En nuestro afán diario de poder ayudaros, hemos creado el concepto HOLISme: la medicina estética holística.

En Clínica Díaz Caparrós queremos ayudarte desde un punto de vista integral.

Queremos que te sientas bien por dentro y por fuera.

Queremos que envejezcas de una manera maravillosa, sin perder tu esencia. Que sigas siendo TÚ.

Ven y consulta por nuestros tratamientos holísticos.

Te esperamos.

Félix Díaz Caparrós
Doctor en Medicina y Cirugía
Especialista en Otorrinolaringología
Médico estético