Cada vez son más frecuentes los trastornos de la voz. Los profesionales que necesitan su voz como herramienta de trabajo son los que más acusan este tipo de problemas.

Es muy habitual sentir cómo la voz se va perdiendo a lo largo del día, empeorando conforme avanzan los días de la semana.

Uno de los problemas más frecuentes que afectan a nuestra voz son los popularmente llamados nódulo o «callos» en las cuerdas vocales.

Se trata de formaciones benignas que crecen en el borde libre de la mucosa vocal. Se deben habitualmente a una mala técnica vocal y a un exceso en el número de horas en que se utiliza la voz, fuera del rango dinámico habitual de la persona.

Lo que se hace es contraer cada vez con más fuerza ambas cuerdas vocales para provocar el cierre de la glotis durante la fonación (disfonía hipertónica). Eso conlleva a un traumatismo constante que hace que se produzca el crecimiento de una piel muy dura en la zona de contacto.

Es más frecuentes en maestros, sobre todo de infantil y de educación física.

Para tener una buena técnica vocal, necesitamos realizar una respiración correcta. La fuerza se realiza con el diafragma, la laringe modula y la cabeza hace de cavidad resonancia. Todo esto se puede enseñar de una forma muy fácil.

¿Pero qué pasa cuando ya han aparecido los nódulos?

Anteriormente solamente se podían eliminar mediante una cirugía a través de la boca, mediante anestesia general.

En nuestra clínica, el Dr. Félix Díaz Caparrós emplea una técnica muy sencilla, mediante anestesia local, a través de un láser que se introduce mediante un endoscopio flexible atravesando la fosa nasal. En tan solo 20 minutos, los nódulos desaparecen. Sin dolor. Sin anestesia general. Sin baja laboral.

Si necesitas consultar, no dudes en llamarnos por teléfono: 968527761