Mucho se habla sobre los acúfenos o tinnitus pero poco se conoce aún sobre este síntoma tan molesto y tan prevalente en nuestra población (25% de personas lo padecen).

Lo que sí tenemos que tener muy presente, es que se debe realizar un estudio completo por un equipo especializado, dónde el otorrinolaringólogo es la figura principal.

Sería un error, comenzar a tratar el acúfeno con un enmascaramiento mediante ruido, sin saber el origen del mismo.

Se trata de un tema bien conocido por la población, como ocurre con las especialidades de oftalmología y técnico óptometrista o grado de óptica. Se puede graduar la visión, pero es muy importante descartar enfermedades del ojo como puede ser el glaucoma o la patología de la retina.

En la esfera del tinnitus se debe realizar un estudio ORL exhaustivo y a la hora del tratamiento, necesitamos un enfoque multidisciplinario, dónde colaboran técnicos audioprotesistas, psicólogos, fisioterapeutas y otras disciplinas de la medicina no tradicional.

Lo fácil es decirle a la persona que el acúfeno es para siempre y que se tiene que acostumbrar a él.

Un acúfeno puede ser el síntoma de una enfermedad cardiovascular, de una patología de la carótida, de un cuadro psiquiátrico, de un problema auditivo, de una enfermedad de la sangre, de un proceso inmunológico de tipo autoinmune, puede ir asociado a vértigo. En definitiva, no tienen sentido que para extraer un tapón de cera, lo tenga que hacer un especialista en otorrinolaringología o un enfermero en el centro de salud y para tratar un acúfeno, lo pueda hacer un técnico sin el informe de un especialista.

No se trata de querer abarcar un campo muy interesante, desde el punto de vista económico y comercial.

Se trata de actuar adecuadamente, ya que si se retrasa el diagnóstico, puede acarrear consecuencias muy graves para el paciente e incluso caer en responsabilidades penales.

No es el primer caso que ocurre. Un acúfeno unilateral, en una chica de 17 años, hija de un enfermero, diciéndole que no tiene importancia y al cabo de un año, el especialista ORL le pide una RNM de base de cráneo y unos potenciales evocados, diagnosticándose un neurinoma del acústico., tumor que requirió radioterapia y que acabó produciendo parálisis facial.

Necesitaba escribir este artículo para que no se nos olvide nunca, lo importante que es cumplir un protocolo médico.

El acúfeno no es vender un aparato. Es mucho más complejo.

Félix Díaz Caparrós

Doctor en Medicina y Cirugía cum laude

Especialista en Otorrinolaringología